COLÍDERES

Juaristi ISB-63; Zornotza ST-64 Parciales: 17-24, 17-18 (34-42); 8-15 (42-57), 21-7 (63-64) El Zornotza vence en el derbi vasco disputado en Azpeitia y alcanza el coliderato. Esta tercera victoria consecutiva de los verdes ha llegado sufriendo mucho, tal vez demasiado, luego de haber tenido el partido muy bien encauzado con dieciocho puntos de ventaja a […]

Juaristi ISB-63; Zornotza ST-64
Parciales: 17-24, 17-18 (34-42); 8-15 (42-57), 21-7 (63-64)

El Zornotza vence en el derbi vasco disputado en Azpeitia y alcanza el coliderato. Esta tercera victoria consecutiva de los verdes ha llegado sufriendo mucho, tal vez demasiado, luego de haber tenido el partido muy bien encauzado con dieciocho puntos de ventaja a once minutos del final. Llegó entonces un apagón en nuestro juego y nos hemos quedado sin uñas en los dedos al ver cómo las últimas posesiones eran para los guipuzcoanos. Afortunadamente, las han fallado y nos traemos para Amorebieta la novena victoria del curso y un coliderato compartido con Estela, Zamora y Marín. Final feliz en esta sesión dominical más emocionante de lo que nos habría gustado.

Un exceso de emoción que ha llegado en un mal último cuarto, porque hasta entonces los chicos de Garita habían hecho sobrados méritos para haber ganado con autoridad y sin apuros. De hecho, los zornotzarras seguían donde lo dejaron el pasado miércoles ante Navarra. Esto es, con una actividad defensiva superlativa; cerrando vías de entrada a canasta, negando tiros fáciles exteriores, anticipándose en las líneas de pase. Fenomenal. Contrarrestado, eso sí, por ciertas precipitaciones en ataque, fruto, quién sabe, de la adrenalina acumulada en las labores de defensa. Pese a esos ataques alocados, a menos de dos minutos para la conclusión del primer cuarto, nos escapamos por primera vez (8-21), pero en cien segundos llueven cuatro triples, tres locales y, entre medio de ellos, uno de Samu Barros. Finaliza el cuarto con la renta reducida a casi la mitad, 17-24, pero buenas sensaciones.

En el segundo cuarto el equipo azpeitiarra continúa alargando su racha de acierto exterior. La aritmética no falla; de tres en tres se suma más que de dos en dos. El Iraurgi da la vuelta al marcador mediado este segundo periodo (32-30). No nos dejamos impresionar y seguimos defendiendo bien y forzando muchas pérdidas a los de Lolo Encinas. En ataque el buen trabajo de Davie Champagnie –que lamentablemente habría de quedarse en el banquillo la segunda mitad por sus problemas físicos-, Kevin Bercy y Randy Onwuasor propiciará un parcial de 0-12 que nos devuelve los diez puntos de ventaja, rebajados a ocho tras dos tiros libres de Volodymyr Orlov justo antes del descanso, 34-42.

El tercer cuarto vuelve a ser dominado por los zornotzarras desde la defensa. No hacen ninguna concesión a un Iraurgi que se queda seco en anotación. Si no nos escapamos en el marcador es porque nosotros tampoco estamos para echar cohetes en ataque -lo más espectacular es un mate de Udun Osakue tras cortar la zona con su habitual decisión- y dependemos de las acciones de un Onwuasor sobresaliente. Sus puntos van abriendo brecha, pero es una canasta de Bercy la que nos dará la máxima ventaja del partido, 39-57, a menos de dos minutos para acabar ese tercer cuarto. La Marea Verde desplazada a Azpeitia lo celebra, y es que el partido parece estar ya completamente en nuestro poder. Las sensaciones que transmiten uno y otro equipo así lo indican, pero… Todos deberíamos haber aprendido viendo películas de terror que cuando has abatido al enemigo, debes rematarlo y no darle la espalda tan ricamente. Y esto último es lo que hemos hecho nosotros; con once minutos de juego por delante creíamos que ya el Iraurgi no se levantaría, pero nos hemos descuidado y sí que se han levantado, vaya que sí, hasta llegar a ponernos contra las cuerdas. Jahvaughn Powell clava un triple para acabar el tercer acto (42-57) y será el inicio de una frenética remontada local.

El último cuarto comienza con la continuación del concurso triplista azpeitiarra. Powell y un Mikel Sanz en trance inician una nueva remontada. Solo Onwuasor responde, sin temblarle el pulso desde el arco en un día de mala puntería desde la larga distancia de los de Garita. Estamos en pleno apagón de ideas y ahora somos nosotros los que perdemos balones, los que entramos en un túnel del que no adivinamos el final. “Nuestro” Iker Salazar también colabora en crearnos angustia, y sus compañeros Xabi Beraza y Asier Azpeitia suman de tres en tres, el primero con un triple y el segundo con un dos más uno. Dos minutos para el final y el marcador señala un 60-61. Nos frotamos los ojos y sí, es correcto, en ocho minutos nos han infligido un 18-4. A cien segundos del final, Onwuasor, quién si no en el día de hoy, anota un triple lejano, cuando más calienta el balón, cuando más necesitábamos esa bombona de oxígeno. Pero el aire se nos escapa de golpe al recibir casi de inmediato otro triple de Sanz. Minuto y medio por jugarse y 63-64 en el marcador. Para alivio nuestro, ese marcador no volverá a moverse. Llegan los errores de unos y otros. Volvemos a realizar malos ataques y concedemos oportunidades al Iraurgi para tomar la delantera en el momento más crítico, cuando el segundero se va desangrando. Powell y Beraza tienen tiros para ganar, incluso Iker dispone de un palmeo para derrotarnos, no podemos respirar bien, nos vemos asfixiados en nuestra propia cancha, pero el balón no entra y la bocina que anuncia el final del partido llega a nuestro rescate. La peli de terror del cuarto periodo termina. Respiramos, por fin. Ya podemos decirlo, ¡hemos ganado el derbi! ¡Somos colíderes! ¡Es Navidad!

Randy Onwuasor ha sido el MVP, pero que muy MVP, con 28 créditos de valoración tras anotar 26 puntos (muchos de ellos en momentos claves), capturar 6 rebotes, robar 3 balones y recibir 5 faltas. Partidazo el suyo. No ha estado mal acompañado por Kevin Bercy (16 puntos, 4 rebotes), y destaca el partido de Davie Champagnie, que en los doce minutos que ha podido jugar se ha ido a los 9 puntos, alcanzando 13 créditos de valoración. Su sustituto natural, Imanol Orue-Mazaga, ha destacado en labores reboteadoras (8 capturas).

Treinta minutos buenos y diez de angustia, pero victoria, que al fin y al cabo es lo que importa. Alcanzamos así nuestro balance más positivo de la temporada, con un superávit de cuatro victorias más que derrotas (9-5), lo que nos sitúa, como ya hemos comentado, colíderes justo antes del parón para la final de copa que se diputará el próximo sábado en Alicante entre el conjunto local (representante del grupo Este) y el CB Zamora (representante de nuestro grupo Oeste). Tras el parón, y en plenas fechas navideñas, llegarán dos partidos en Larrea: el sábado 29 ante uno de los colíderes, el CD Estela santanderino, y el día 5 de enero ante otro de los actuales colíderes, el CB Zamora. Llega una Navidad cargada de baloncesto en Amorebieta, llena a rebosar de ilusión y esperanza.

1, 2, 3,… ZOR-NO-TZA!!!

PARCIALES: (17-24, 34-42; 42-57, 63-64)

ANOTADORES:

Iraurgi 63: J. Powell (13), A. Azpeitia (7), I. Salazar (8), X. Beraza (3), V. Orlov (2) -cinco inicial- I. Azpitarte (0), M. Sanz (19), J. Riddle (9), N. Kahler (2).

Zornotza 64: R. Onwuasor (26), R. Bobbitt (2), K. Bercy (16), U. Osakue (4), D. Champagnie (9) -cinco inicial- J. Estalayo (2), L. Uriarte (0), M. Sainz de la Maza (0), A. Mazaira (0), S. Barros (5), I. Oruemazaga (0).

Responder / Erantzun

Tu email no será publicado. Los campos requeridos son los marcados con * / Zure email ez da egongo ikusgai. * duten esparruek bete behar dira

Nombre / Izena*

Email*

Website