SEGUNDA DERROTA CONSECUTIVA

Zornotza ST-69; Bodegas Rioja Vega-77 Parciales: 10-25, 26-13 (36-38); 20-13 (56-51), 13-26 (69-77) El Zornotza tenía un objetivo claro esta jornada: ganar al Bodegas Rioja Vega (CB Clavijo) y asegurarse la permanecia. Objetivo no logrado. Derrota ante los logroñeses, la segunda consecutiva, haciendo ésta más daño que la de Gijón de la pasada jornada, porque […]

Zornotza ST-69; Bodegas Rioja Vega-77
Parciales: 10-25, 26-13 (36-38); 20-13 (56-51), 13-26 (69-77)

El Zornotza tenía un objetivo claro esta jornada: ganar al Bodegas Rioja Vega (CB Clavijo) y asegurarse la permanecia. Objetivo no logrado. Derrota ante los logroñeses, la segunda consecutiva, haciendo ésta más daño que la de Gijón de la pasada jornada, porque ésta sí que puede tener consecuencias clasificatorias, toda vez que el Clavijo se acerca (y nos han ganado los dos partidos) y su séptima posición -donde el cielo se convierte en infierno- está ya a solo dos victorias a falta de cuatro jornadas. En absoluto estamos en mala situación, pero cierto es que esto a veces va de dinámicas y tras una dinámica ganadora (racha de 5 victorias), llegan estas dos derrotas y… Con lo tranquilos que estábamos hace dos semanas estrenando liderato. No dramaticemos, tenemos muchas papeletas para conservar nuestro puesto en el sexteto de arriba.

Se nos ha escapado una ocasión de validar nuestro billete para ese viaje en primera clase, pero ya llegarán otras. Aunque para ello tendremos que recuperar el tono que hemos perdido en estas dos últimas jornadas. Ni en Gijón ni esta vez en Larrea el equipo ha mostrado la necesaria intensidad para competir en una categoría tan dura. Y enfrente estaba un equipo como el riojano, recién bajado de Oro y que aspira a volver allí, aunque ahora mismo estén en una delicada situación clasificatoria. Un equipo, dirigido por Jenaro Díaz (espectacular currículo el suyo), que ha sido muy superior a nosotros y se ha llevado la victoria a Logroño con todo merecimiento.

El primer cuarto ha sido un recital riojano. Su movimiento de balón ha sido excelso, sin alambicados sistemas, con sencillez, con automatismos perfectamente entrenados, hallando siempre situaciones de ventaja. El pívot Erik Nissen era su hombre clave durante esos minutos, mateando por tres veces consecutivas el aro zornotzarra y convirtiendo las zonas en territorio prohibido para el resto. A la buena circulación de balón visitante trata de responder el Zornotza con acciones individuales un tanto desnortadas. Los líderes parecen ellos, jugando mucho mejor que nosotros, y eso lo refleja perfectamente el marcador, que va ampliándose a favor del Clavijo cada minuto que pasa. Concluye el primer cuarto con un contundente 10-25.

En el segundo cuarto el Zornotza volverá a la vida. Recuperará la tensión defensiva, aunque no será fácil, más bien imposible, tratar de parar al base gallego Carlos Noguerol, que será el amo y señor del partido, marcando el ritmo y anotando canastones, porque este chico no mete canastas normales, todas las suyas son dignas de highlights. Pero si en defensa los de Garita le ponen algo más de picante, es en ataque, en unos minutos de puntería superlativa de Álex Mazaira (3 triples suyos en breve lapso de tiempo) y Randy Onwuasor los que nos llevan a remontar el partido hasta el punto de empatar a 31 a falta de tres minutos para el descanso. Un 21-6 que desbarata todo lo logrado por el buen juego de los logroñeses. Estamos en el partido. Vamos a por él. Pero habrá de ser en la segunda mitad, porque a los vestuarios nos vamos con una ligera desventaja (36-38), aunque el escenario es otro, mucho más acorde a nuestras pretensiones.

Con un Noguerol magistral, el Clavijo vuelve a cobrar ventajas en el tercer cuarto (41-48 a los cinco minutos), pero el Zornotza está apretando en defensa y en dos minutos y medio le dará la vuelta a la tortilla. Mikel Sainz de la Maza cobra protagonismo y empata a 48 con un triple para que poco después Davie Champagnie nos adelante en el marcador por primera vez desde el 2-0 del inicio. Remontada completada, pese a no estar nuestro juego a la altura de los grandes partidos disputados en fechas navideñas. Un triple de Jorge Lafuente devuelve el mando a los visitantes, pero Rod Bobbitt replica con otro triple y recuperamos la ventaja. Una renta que será aumentada a los cinco puntos (56-51) tras la única canasta del retornado Kevin Bercy y con ella finaliza el tercer cuarto. Cómo habían cambiado las cosas en veinte minutos, de un 10-25 a un 56-51. Simplemente con una mínima chispilla defensiva y algunos destellos individuales en ataque hemos conseguido tomar la delantera y la Marea Verde disfruta soñando con una nueva victoria.

Claro que por ahí andaba Noguerol empeñado en convertir nuestro sueño en pesadilla. Y lo iba a terminar logrando. Aunque tal vez sea injusto concederle todos los créditos al gallego, relegando a un segundo plano a sus compañeros, porque el triunfo riojano ha sido el éxito del trabajo en equipo, de todo el equipo, no solo de un hombre. Pero antes, durante los primeros minutos del último cuarto, el Zornotza aún domina en el marcador. A poco menos de siete minutos para el final, Samu Barros culmina con canastón una gran penetración y alcanzamos nuestra mayor ventaja (61-55). Rápida reacción visitante de la mano de… Sí, de Noguerol. Y de un Nissen acaparador de rebotes (16). Y de un Axel Louissaint que ve aro desde más allá del arco. Clavijo se escapa (63-70) a dos minutos del final. Bobbitt y Udun Osakue recortan cuatro puntos en veinte segundos. Queda minuto y medio y estamos a tres puntitos (67-70). La misma diferencia se mantiene hasta que quedan treinta segundos. Hay tiempo para volver a remontar. Pero el suizo Louissaint mata el partido con otro triple y Pablo Pérez pone la guinda al triunfo riojano con un robo y bandeja (69-77 final).

Merecido triunfo de un Bodegas Rioja Vega ante un Zornotza que no ha terminado de parecerse a sí mismo, a ese equipo que comenzaba la jornada como líder. Podemos destacar a Udun Osakue y su doble doble (11 puntos y 11 rebotes), además de repartir 3 asistencias y poner 4 tapones a tiradores exteriores.

Clavijo toma aire y nosotros soltamos un suspiro compungido. E inmediatamente nos dejamos de lamentos y pensamos en el próximo partido, un viaje a tierras cacereñas para enfrentarnos al Extremadura Plasencia (que nos ganó en Larrea) e intentar allí asegurar la permanencia para esta temporada. Y luego ya, pensando en el futuro… ¿Hay algún patrocinador por ahí? Tenemos una camiseta verde preciosa con espacio de sobra para colocar el nombre de un mecenas.

1, 2, 3,…ZOR-NO-TZA!!!

Responder / Erantzun

Tu email no será publicado. Los campos requeridos son los marcados con * / Zure email ez da egongo ikusgai. * duten esparruek bete behar dira

Nombre / Izena*

Email*

Website