EL LÍDER NO NOS DA OPCIÓN

HLA Alicante-71; Zornotza ST-57 Parciales: 12-11, 22-22 (34-33); 20-11 (54-44), 17-13 (71-57) Esta vez tampoco pudo ser y continuamos con la nefasta racha de derrotas como visitantes. Si bien es cierto que en esta ocasión el rival era nada menos que el líder, el gran favorito para el ascenso directo, un HLA Alicante que ya […]

HLA Alicante-71; Zornotza ST-57
Parciales: 12-11, 22-22 (34-33); 20-11 (54-44), 17-13 (71-57)

Esta vez tampoco pudo ser y continuamos con la nefasta racha de derrotas como visitantes. Si bien es cierto que en esta ocasión el rival era nada menos que el líder, el gran favorito para el ascenso directo, un HLA Alicante que ya había dado muestras de su potencial en Larrea. Y ante ese potente equipo los verdes han dado la cara durante veinte minutos, mientras han conseguido mantener a raya a los alicantinos, pero luego estos nos iban a superar con claridad y nos dejaban sin ninguna opción de luchar por la victoria.

Las claves de nuestra derrota han estado en no ser capaces de controlar el espacio aéreo en nuestra propia zona y en carecer de ideas en ataque. Con ello han tenido más que suficiente los locales para desequilibrar la balanza en la segunda parte, aunque ya en la primera mitad se habían esbozado algunos apuntes de lo que podría ocurrir en el transcurso de la velada en el Pedro Ferrándiz.

El primer cuarto será pobre en anotación, con los dos equipos vigilándose mucho, intentando imprimir velocidad, pero sin ninguna precisión. Unos triples aislados de uno y otro contendiente sirve para que el encargado del marcador no se aburra. De hecho, en esos diez minutos nosotros no anotamos ni una canasta de dos; nuestros puntos llegan a través de tres triples y dos tiros libres. Once puntos son poca cosa, pero es que el Lucentum solo anota uno más. 12-11 parcial de un primer cuarto trabado, fallón, pero lleno de emoción.

En el segundo acto seguiremos abasteciéndonos desde más allá del 6,75. A base de triples no solo nos mantenemos en el partido, sino que llegaremos a ponernos por delante (19-21 a seis minutos del descanso tras dos triplazos de Saah Nimley). Eso sí, todo lo que acertamos desde la larga distancia lo fallamos cuanto más cerca del aro rival. Y ya empezamos a sufrir para cerrar el rebote defensivo. Por nuestra zona empiezan a planear Boubacar Sidibe y Cheick Conde, amos y señores de los cielos en la noche alicantina. Concedemos muchas segundas opciones, que en esa primera mitad no nos penaliza en exceso porque siguen llegando triples oportunos (Joseba Estalayo, Kevin Bercy). Un final de cuarto con una pizca de locura (contraataque alicantino y contracontraataque zornotzarra) aporta algo de vidilla al choque. Es así que llegamos al descanso con un 34-33 que deja todo por decidir.

Pero a la vuelta de vestuarios empezaremos a quedarnos rezagados. El juego aéreo local (rebotes, tapones, mates) nos va minando poco a poco. Su defensa nos vela la vista. El balón no circula, jugamos al yo-yo, buscamos uno contra unos como único recurso. Y es pobre recurso ante un conjunto que cada minuto está más firme sobre la cancha. Pese a todo, el 54-44 con el que termina el periodo no es definitivo y esperamos volver a engancharnos en el último cuarto.

Sin embargo, no podemos darle la vuelta a la tortilla. Ellos ganan confianza a través de su solidez, y nosotros, al contrario, vamos viendo alejarse la posibilidad de hacer algo grande en la casa del líder. La brecha en el marcador se abre definitivamente, no ya tanto por el flujo anotador alicantino, que no es excesivo, sino porque a nosotros nos cuesta infinidad de fatigas conseguir algún punto (Nimley y Bercy son los únicos que suman en este último cuarto). El resultado final así lo demuestra: 71-57.

Nueva derrota que nos deja con un balance de 9 partidos ganados y 8 perdidos. La buena situación que teníamos al comienzo de esta decisiva A1 (7-3) se ha tornado en otra muy distinta y el quedar entre los cinco primeros se va complicando. Pero aún quedan cinco jornadas (tres de ellas en casa) y seguro que estamos en la pelea por el ascenso hasta el último minuto. Por de pronto, el próximo sábado recibiremos al CB Villarrobledo, colíder de la clasificación junto a nuestro verdugo de este viernes. O sea, partidazo habemus. Ya lo sabéis, el sábado os esperamos en Larrea para entre todos lograr una victoria que nos recoloque en puestos de privilegio, desde los que se vislumbra el brillo del Oro.

1, 2, 3,…ZOR-NO-TZA!!!

 

ANOTADORES:

HLA ALICANTE (71): Garrido (2), Ortega (9), Díaz (0), Conde (15), Pitts (12), Larsson (4), Schmidt (10), Galán (5), Kingsley (-), Toledo (0), Sidibe (14), Rodríguez (0).

 

ZORNOTZA ST (57): Nimley (22), Estalayo (6), Bercy (15), Martínez (2), Osakue (8), De la Maza (0), Mazaira (0), Uta (0), Champanie (4)

Responder / Erantzun

Tu email no será publicado. Los campos requeridos son los marcados con * / Zure email ez da egongo ikusgai. * duten esparruek bete behar dira

Nombre / Izena*

Email*

Website