SIGUE LA HEMORRAGIA

Zornotza ST-76; Afanion CB Almansa-80 Parciales: 13-16, 18-24 (31-40); 17-22 (48-62), 28-18 (76-80) Quinta derrota consecutiva. Sigue la hemorragia sin lograr ser contenida, lo que nos aleja casi de manera definitiva de la lucha por el ascenso (las matemáticas indican que aún nos queda alguna probabilidad). Sin embargo, vamos a mirar el lado positivo dentro […]

Zornotza ST-76; Afanion CB Almansa-80
Parciales: 13-16, 18-24 (31-40); 17-22 (48-62), 28-18 (76-80)

Quinta derrota consecutiva. Sigue la hemorragia sin lograr ser contenida, lo que nos aleja casi de manera definitiva de la lucha por el ascenso (las matemáticas indican que aún nos queda alguna probabilidad). Sin embargo, vamos a mirar el lado positivo dentro de una situación decepcionante: enfrente estaba uno de los equipos más en forma de la categoría, si no el que más, un Afanion CB Almansa que está completando una fase A1 para enmarcar, un equipo que nos había barrido en su cancha y que hoy iba camino de repetir el atropello, pues bien, quedémonos con la reacción de nuestros chicos en el último cuarto, tirando de orgullo, de coraje y de actitud, acariciando la remontada.

Una actitud que estábamos echando en falta desde hace demasiado tiempo. Una entrega, una intensidad y una agresividad que nos habían llevado a estar en la A1, pero que desde entonces no veíamos. En el último cuarto de este partido se ha visto aquel equipo que mordía, que iba a por todas, digno de aplauso. Lo bueno es saber reaccionar cuando tienes el orgullo herido. Lo malo es que lleguemos a tener ese orgullo herido, porque esa reacción ha llegado luego de tres cuartos en los que el rival nos ha sometido con relativa facilidad.

El dominio almanseño ha sido constante durante esos treinta primeros minutos. Eso sí, sin llegar a destrozarnos como hicieron en tierras manchegas. De hecho, en el primer cuarto llegaríamos a tener una vez ventaja en el marcador. Arranca mejor Almansa, se ponen cinco por delante, pero el partido está siendo de ritmo anotador bajo y sabemos aprovechar unos malos momentos rivales para dar la vuelta a la tortilla: en dos minutos y medio pasamos de un 2-7 a un 9-7. Los visitantes frenan en seco nuestro avance, alternando defensas individuales y zonales (nosotros responderemos más adelante de manera similar). Toman el mando y finaliza el primer cuarto con un igualado 13-16.

El segundo asalto comienza con los manchegos apretando. Estiran la ventaja (13-22) rápidamente, pero la presencia del recuperado Saah Nimley y el trabajo de Imanol Orue-Mazaga sirven para volver a meternos en el partido. Llegamos a estar a un solo punto (30-31) a cuatro minutos del descanso, pero entonces nuestro adversario achucha en defensa y es agresivo en ataque, con penetraciones que no logramos evitar. Un 0-9 pone la desventaja en la decena de puntos y nos hemos quedado desorientados. Un tiro libre de Nimley es lo único que conseguimos sumar y llegamos con 31-40 al descanso.

La primera mitad ha ido un poco a tirones y hemos conseguido, bien o mal, mantener nuestras opciones a la victoria. Pero del vestuario salen los almanseños desbocados y nos pasan por encima sin darnos cuenta ni por donde vienen los golpes. En tan solo cuatro minutos estamos veinte abajo (36-56) y la cosa pinta peor que mal. Estamos asistiendo a la mejor versión de los visitantes y mostrando nuestro aspecto más tristón y desangelado. Así y todo, dos triples consecutivos de Álex Mazaira nos dan algo de aire, por lo menos evitamos una prematura escabechina. Estabilizamos nuestras constantes vitales y una gran asistencia de Iván Martínez sobre Imanol acorta a catorce la desventaja (48-62) a un cuarto del final.

El resultado no es bueno y las sensaciones tampoco. Pronto vuelven a escaparse los manchegos hasta los dieciocho puntos de ventaja (51-69), todo parece perdido, pero los verdes cambian de cara y la actitud antes comentada hace su aparición. Nuestra defensa es hiperactiva, y dura, sin concesiones. La misma agresividad mostramos en ataque. Quedan siete minutos, daba la impresión de que era imposible remontar, pero el caso es que empezamos a creer que sí se puede. Todo Larrea cree. Equipo y afición recrean los mejores momentos vividos anteriormente en nuestra cancha. Brío, intensidad, descaro y mucha fe. Y un triple, y un dos más uno, y otro más. Maniatados y anonadados están nuestros adversarios que ven esfumarse su buena renta. Los verdes están desatados, la remontada se acerca. Entramos en el último minuto y con 72-77 Nimley tiene dos tiros libres. Solo anota uno, 73-77, falla el segundo (terminaremos el partido con un paupérrimo 47% de acierto en tiros libres), se pelea por el rebote y la acción termina con una falta antideportiva de Iván Martínez, quien estaba siendo el cabecilla de la revuelta zornotzarra en este último cuarto. Ahí se nos va el partido. Aunque seguiremos intentándolo hasta el ultimísimo suspiro, como lo demuestra el triple anotado por Mazaira desde el centro de campo y sobre la bocina para poner el 76-80 final.

Una lástima haber remado y remado y remado para acabar ahogados en la orilla. Claro que no hay que olvidar que haber llegado a ese arrebato épico significa que antes no estábamos haciendo las cosas bien. Pero quedémonos con lo bueno, con esos últimos minutos desbordantes de garra de nuestros muchachos, demostrando que con ganas y entusiasmo todo es posible.

Y lo que sigue siendo posible es optar a luchar por el ascenso. ¿Es complicado? Sí, pero no imposible. O sea, que pese a nuestra racha de derrotas y a dos jornadas del final, seguimos presentando candidatura al ascenso. Algo que no está nada mal para un equipo cuyo objetivo era la permanencia. Las mínimas opciones que nos quedan pasan por ganar nuestros dos partidos restantes y esperar otros resultados para ver si sale la combinación que nos convenga. El sábado visitamos a un Real Murcia que buscará certificar su presencia en el play off de ascenso, es decir, un hueso durísimo de roer. Pero ya les ganamos en Larrea, así que… Esperemos que seamos capaces de mantener la actitud exhibida en el último cuarto de este sábado, porque ese es el único camino.

1, 2, 3,…ZOR-NO-TZA!!!

Responder / Erantzun

Tu email no será publicado. Los campos requeridos son los marcados con * / Zure email ez da egongo ikusgai. * duten esparruek bete behar dira

Nombre / Izena*

Email*

Website