DANDO LA CARA

Innova Chef-87; Zornotza ST-73 Parciales: 19-13, 21-18 (40-31); 15-19 (55-50), 32-23 (87-73) Comenzamos el año 2020 con derrota, que siempre es dolorosa, pero en este caso se pude decir que el sabor que deja no es tan amargo como en otras ocasiones; en Zamora el equipo estuvo mermado de efectivos y aun así compitió en […]

Innova Chef-87; Zornotza ST-73
Parciales: 19-13, 21-18 (40-31); 15-19 (55-50), 32-23 (87-73)

Comenzamos el año 2020 con derrota, que siempre es dolorosa, pero en este caso se pude decir que el sabor que deja no es tan amargo como en otras ocasiones; en Zamora el equipo estuvo mermado de efectivos y aun así compitió en todo momento. Como siempre decimos, si pierdes dando la cara, no hay nada que objetar. Así ha sido en esta ocasión.
Solo contábamos con ocho jugadores para este encuentro, siendo uno de ellos el debutante Kenny Ejim, que acabaría siendo nuestro máximo anotador frente al que fuese su equipo al comienzo de la pasada temporada. El canadiense destacaría en este partido con sus puntos y sus mates, pero por encima de todo ha estado la actitud de todo el conjunto: el esfuerzo colectivo y el no rendirse nunca. Así se ha sobrepuesto el equipo a momentos que parecían determinantes, cuando los zamoranos se escapaban de largo. Pero nuestros chavales, con paciencia, orden y seriedad, se reenganchaban al partido.

Esos amagos de fuga local se daban desde el comienzo del partido. En los primeros minutos los zamoranos metían balones en la zona y nosotros respondíamos con acciones individuales de penetración. Eso no nos bastaría para seguir el ritmo local. Ellos empezaban a desarrollar un juego más completo y la brecha se va abriendo ante nuestro desacierto ofensivo. Mediado el primer cuarto estamos nueve abajo (16-7) y de ese primer momento crítico nos rescata Joseba Estalayo con dos triplazos. Finaliza ese primer asalto con un 19-13 que evidencia que, pese a no estar finos en ataque, todavía estamos muy vivos.

Sin embargo, será en el segundo periodo cuando se pondrá a prueba nuestra capacidad de sufrimiento y reacción, porque el Innova Chef apretará a fondo el acelerador en ambas mitades de la cancha. Todos sus jugadores rinden a gran nivel y nos ponen contra la espada y la pared, siendo el canadiense Ejim el que va recolectando algunos puntos en sus visitas a la zona zamorana. Pero resultan insuficientes para aguantar el tirón y a dos minutos del descanso estamos quince abajo (40-25). Todo pinta mal, parece que los de Saulo Hernández rompen el partido. En otros encuentros y en circunstancias similares hemos visto como los verdes se quedaban mustios y sin capacidad de respuesta, pero este sábado no; en el polideportivo Ángel Nieto, la tropa de Mikel Garitaonandia no perdería los nervios ni se descompondría. Se aprietan los dientes en defensa y se logra un 0-6 que nos lleva al descanso con un 40-31, un resultado todavía abierto.

Se reanuda el juego con el CB Zamora volviendo a tratar de fugarse y el Zornotza volviendo a hacer la goma: tú vete que luego te pillo. Un 45-31 nos vuelve a poner contra las cuerdas, pero salimos del apuro con triples y defensa. El parcial es de 10-19 y el cuarto termina con 55-50.

Pero ese parcial seguirá ampliándose a nuestro favor (hasta un 10-24), ya que en medio minuto logramos empatar el partido a 55. Estamos en nuestro mejor momento, siendo un equipo que carbura mejor que bien. Por desgracia, cometemos un par de errores que nos descentran y que despiertan al cuadro local. En tan solo un minuto nos golpean con un 10-0. La defensa zonal de los zamoranos nos frena y ellos entran en una fase de gran fluidez anotadora desde todas las posiciones. Seguimos sin rendirnos, pero el acierto del adversario y el tiempo que se va consumiendo nos van dejando sin opciones. Incluso cuando ya es evidente que el partido se ha perdido, continuaremos luchando, de tal manera que la última acción es un mate de Ejim para dejar el marcador en 87-73.
En definitiva, nueva derrota que nos mantiene como colistas, pero la actitud del equipo ha sido positiva. Si a eso le añadimos que pronto esperamos contar con las tres piezas que nos han faltado (Raúl Frías, Scott Plaisance y Jimond Ivey), pues solo nos queda ser optimistas de cara a los partidos que nos quedan de esta primera fase. Y, además, recordad cómo empezamos el 2019: ganando a CB Zamora, poniéndonos líderes en solitario y luego… Bueno, luego 2019 no ha sido ninguna maravilla. Así que ahora que empezamos justo al revés (perdiendo contra Zamora y colistas), quizá es porque 2020 va a ser un año excelente y disfrutón.

Por de pronto, este próximo sábado vuelve la competición a Larrea y nos visita el Igualatorio Cantabria, un equipo que está en la zona alta. Como todos los Zornotza-Estela, será un partido apasionante. Veremos si están todos nuestros jugadores operativos, pero los que seguro que no faltaréis seréis vosotros, esa afición que nunca falla. Disfrutemos del baloncesto y de un equipo, el nuestro, que va a salir del pozo más pronto que tarde. Entre todos lo conseguiremos.

1, 2, 3,…ZOR-NO-TZA!!!

Responder / Erantzun

Tu email no será publicado. Los campos requeridos son los marcados con * / Zure email ez da egongo ikusgai. * duten esparruek bete behar dira

Nombre / Izena*

Email*

Website