LA RUTA DE LA PLATA

El HA Zornotza se encuentra ante el reto de intentar completar nuevamente la Ruta de la Plata, ese camino que ya recorrimos con éxito hace cinco temporadas al lograr el ascenso a LEB Plata brillante y sorprendentemente en Tarragona. Aquel ascenso fue de alguna manera inesperado y nos pellizcábamos al vernos volar tan alto. Ahora […]

El HA Zornotza se encuentra ante el reto de intentar completar nuevamente la Ruta de la Plata, ese camino que ya recorrimos con éxito hace cinco temporadas al lograr el ascenso a LEB Plata brillante y sorprendentemente en Tarragona.

Aquel ascenso fue de alguna manera inesperado y nos pellizcábamos al vernos volar tan alto. Ahora es distinto; ahora pretendemos volver al lugar al que pertenecíamos hasta que una decisión federativa nos desalojó de allí de forma injusta, y pobremente justificada. Sin embargo, la ilusión de los verdes renació tras un verano tan frustrante y cruel, se rehizo la plantilla para competir en Liga EBA, con el objetivo de recuperar en la cancha lo que en los despachos nos habían quitado. Tras una temporada regular en el grupo A-A de mucho mérito (28 victorias y solo 2 derrotas), un constante codo con codo con el Estela santanderino, equipo que logró la primera plaza, nos vimos obligados a jugar una durísima Final a Cuatro en Gijón para obtener nuestro billete a la fase de ascenso.

En la ciudad asturiana los de Garita realizaron dos de los partidos más serios de la temporada, jugando con gran rigor defensivo, con orden en ataque, mostrándose como un equipo maduro que iba de menos a más en cada encuentro. Chantada primero (60-49) y Gallofa después (81-66) fueron superados y ahora nos espera la definitiva y ansiada fase de ascenso en las Islas Baleares.

Esta liguilla se disputará en el Pavellò Menorca de la localidad de Mahón. Nuestros rivales allí serán el anfitrión Básquet Menorca, campeón del grupo catalán balear, el CB Cazorla Jaén Paraíso Interior, campeón del grupo andaluz, y el Servigroup Benidorm, tercer clasificado del grupo valenciano murciano. Es decir, en principio las complicaciones son máximas ya que nos encontraremos con dos campeones de sus respectivos grupos, casi nada al aparato, pero, tras lo visto en Gijón, viajamos con la confianza de poder realizar un gran torneo porque este equipo ya ha demostrado saber competir bajo presión.

El calendario ha dictado que nuestro primer rival sea el Cazorla jienense (este viernes 18 a las 18 horas). Los andaluces son dirigidos desde enero por Francis Sánchez, un entrenador que estuvo hasta la pasada temporada en el staff técnico del UCAM Murcia en ACB. Steven Weidlich es el máximo anotador del conjunto con 17 puntos de media. Pero hay que decir que los números de la plantilla están muy bien repartidos, lo que habla de un buen trabajo grupal por parte de todos: Weidlich, Tim Stainbrook, Alberto Artús, Carlos Sánchez, Austin Woods… Por algo han sido los mejores del grupo andaluz.

Nuestro siguiente partido será ante el Benidorm (sábado 19 a las 20,30 horas). Los de la turística localidad alicantina se presentan en Mahón siendo terceros de su grupo, como nosotros. Nicolás Sánchez es el coach de los benidormenses y a sus órdenes está un viejo conocido, el pívot lekittarra Unai Bereziartua. Atentos habremos de estar a jugadores como el base Álvaro Martín (procedente del Lucentum de Plata) o el tirador Billy MacDonald, que ha clavado tres triples por partido en la fase de clasificación, aunque Paco Solsona tampoco se ha quedado atrás en la faceta triplista. Un ex del Estela, Spenser Mitchell, llegó en febrero y ha ayudado al equipo con 19 de valoración, 12 puntos y 10 rebotes por partido. Ellos y otros jugadores son bien asistidos por el veterano Rubén Ballester, quien ha promediado 7,5 asistencias en la fase de clasificación.

Y nuestro último partido, y quién sabe si decisivo, será contra el anfitrión Bàsquet Menorca (domingo 20 a las 13 horas). Favoritos los de Mahón, por ser campeones del durísimo grupo catalán y balear y por jugar en su cancha, apoyados por una afición que se ha volcado con su equipo y que se prevé llene el Pavellò, un público que llegará de todos los puntos de una isla menorquina con ganas de volver a catar el baloncesto de élite. El cuadro balear está dirigido por Oriol Pagés, en cuyo currículo figura el haber sido entrenador ayudante en el FC Barcelona, y cuanta con una plantilla que mezcla juventud y veteranía y con muchísima experiencia. Sus puntos llegan principalmente de sus hombres grandes: Jan Orfila, Andreu Matalí o Biel Torres. Todos ellos bien nutridos por el veterano base de la cantera de Estudiantes Jorge Jiménez y por el no menos veterano Dani García Tora. Por el exterior la amenaza llega de mano de Quim Salvans, Alberto Artiles o Sergi Llufriu. Un equipazo en definitiva contra el que ojalá nos podamos jugar toda una finalísima este próximo domingo.

Con ilusión viajamos a las Islas Baleares. Duro será el camino, con rivales de mucho nivel, pero conocemos el camino, antes ya lo hicimos, y, sobre todo, queremos reivindicar en la cancha, una vez más, lo que no se nos permitió defender en otros escenarios que poco o nada tienen que ver con el deporte.

Allá vamos, a la Ruta de la Plata. Que gane el mejor. Y que seamos nosotros.

1, 2, 3,… ZOR-NO-TZA!!!

Responder / Erantzun

Tu email no será publicado. Los campos requeridos son los marcados con * / Zure email ez da egongo ikusgai. * duten esparruek bete behar dira

Nombre / Izena*

Email*

Website