RACIÓN EXTRA DE ILUSIÓN

Zornotza ST-82; Basket Navarra-67 Parciales: 21-15, 15-14 (36-29); 22-14 (58-43), 24-24 (82-67) En la tarde de este miércoles se encendía de manera oficial la iluminación navideña en Amorebieta-Etxano. Luz, música y chocolate para celebrar la llegada de esta época de ilusión. Poco después, en Larrea, habría ración extra de ilusión para los aficionados zornotzarras al […]

Zornotza ST-82; Basket Navarra-67
Parciales: 21-15, 15-14 (36-29); 22-14 (58-43), 24-24 (82-67)

En la tarde de este miércoles se encendía de manera oficial la iluminación navideña en Amorebieta-Etxano. Luz, música y chocolate para celebrar la llegada de esta época de ilusión. Poco después, en Larrea, habría ración extra de ilusión para los aficionados zornotzarras al baloncesto; los verdes realizaban su mejor partido hasta la fecha y vencían con inesperada autoridad al potente Basket Navarra, uno de los grandes favoritos.

Era uno de esos partidos que levantan expectativas en la afición y esta ha respondido como se merecía, a pesar de ser una nueva jornada intersemanal. Llegaban ambos equipos empatados en la tabla y la victoria sería un paso importante para disponer de más papeletas de cara a entrar en la A-1 (los seis primeros de cada grupo). El Zornotza ya ganó en Arrosadía en la segunda jornada liguera, pero eso no significaba nada, el rival seguía imponiendo mucho respeto, sobre todo al contar en sus filas con el veterano Edu Hernández-Sonseca, un jugador que por sí solo da muchísimo prestigio a la LEB Plata. Nervios, emoción… y mucha ilusión.

Es el Zornotza quien desata las hostilidades. Sin dar tiempo a los navarros a darse cuenta de que el partido había comenzado los verdes, al son de Udun Osakue, hacen un 6-0 inicial que demuestra el hambre de victoria de este equipo. Los rojillos no consiguen responder; pierden balones y realizan malos tiros. Sin embargo, las pérdidas visitantes se contagian a los nuestros y en esa fase de errores de unos y otros es el Navarra quien acaba centrándose antes. Templan el juego y consiguen remontar, 8-9, pero entonces aparece Álex Mazaira y, pim, pam, pum, clava tres triples que marcan la diferencia en ese primer cuarto. El bombardeo del gallego nos lleva al 21-15 tras diez irregulares minutos.

En el segundo cuarto el Zornotza seguirá queriendo dar más ritmo al juego, mientras los navarros juegan más en posicional. Randy Onwuasor demuestra que no le tiene miedo a nada ni nadie, se lanza a por el aro sin importarle quien esté delante. O saca canasta o saca falta. Junto a él aparece la figura de Kevin Bercy, que durante esos minutos campa a sus anchas por la zona visitante. Rod Bobbitt, en su primer partido en Larrea, también suma puntos y los verdes sobrepasan la barrera de los diez puntos de ventaja, 30-19, mediado este segundo periodo. A tres minutos del descanso, Joseba Estalayo anota una suspensión y estira la diferencia a trece, 36-23. Pero los de Xabi Jiménez no nos permitirán romper el partido tan rápido y en la recta final de esa primera mitad nos hacen un 0-6 con una receta muy sencilla: balones a Hernández-Sonseca. Y el madrileño, saltándose todas las barreras que la defensa zornotzarra intenta ponerle, reduce la diferencia y deja el marcador al descanso en un 36-29 tras un segundo cuarto de poca anotación -solo un triple, el de Bobbitt- y muchas pérdidas.

A la vuelta de vestuarios los navarros siguen remontando con un triple de José Alberto Jiménez, aumentando el parcial a un 0-9. También aumentan la intensidad defensiva y ello conlleva cometer faltas. Y con las faltas irán llegando los tiros libres y el Zornotza se muestra inspiradísimo en esa faceta (acabaremos el partido con 21 anotados de 22 intentados). Navarra mueve bien el balón, pero no consiguen hacerlo pasar por el aro, principalmente por la hiperactividad defensiva de todos los zornotzarras. Nuestros chicos, con un juego más directo en ataque, vuelven a abrir brecha. Otro triple de Bobbitt nos pone 43-32. Reacciona el conjunto visitante, con paciencia y buena circulación de balón, acercándose a seis puntos (43-37). Pero ahí se acaba su reacción. Además, pierden por lesión al pívot Yago Estévez, lo que obliga a Hernández-Sonseca a más trabajo, algo que ni Davie Champagnie ni Imanol Orue-Mazaga están dispuestos a facilitarle. El Zornotza está lanzado, empujado por la Marea Verde. Gran ambiente en Larrea, intuyéndose que algo gordo se está cociendo. Para que no falte de nada, este miércoles disfrutamos del regreso de Ixer, nuestra mascota, con el que los tiempos muertos están muy vivos, nuestro maestro de ceremonias festivas. Y es que se empieza a vivir una fiesta de la mano del mejor Zornotza de la temporada. Defensa, velocidad, determinación, puntería… 58-43 al final del tercer cuarto.

Ya no hay quien pare la el rodillo verde. El equipo está festivamente iluminado como las calles del pueblo. El capitán visitante, Iñaki Narros, intenta aguarnos esa fiesta a base de triples, pero las respuestas de los de Garita son contundentes. Mazaira sigue bombardeando las posiciones defensivas navarras, mientras otro gallego, Samu Barros, muestra su mejor versión, anotando, asistiendo… La decisión con la que los verdes atacan el aro rival se traduce en varios dos más uno. En nuestra mitad de cancha cerramos los caminos, interceptamos pases, forzamos varias pérdidas de balón al agotar el tiempo de posesión (22 pérdidas acumularían los rojillos, un lastre muy grande). A tres minutos del final la conexión gallega vuelve a funcionar; Mazaira convierte otro triple tras asistencia de Barros. ¡Estamos 21 arriba! (75-54). Es el momento para que juegue sus primeros minutos como local Bingen Pérez, un jovencísimo talento vizcaíno. Con el partido ya decidido el Zornotza se deja llevar y los navarros recortan algo las diferencias. Aun así, el 82-67 es un tanteo suficientemente explícito y que habla bien a las claras del fenomenal trabajo de todo el equipo, en defensa y en ataque.

Gran partido y grandísima victoria. Con Randy Onwuasor como MVP merced a sus 22 créditos de valoración (18 puntos -11/11 en tiros libres-, 7 rebotes, 6 faltas recibidas), aunque el máximo anotador ha sido Álex Mazaira con 21 puntos, 6/10 en triples. Pero por encima de todo está el enorme trabajo de todo el EQUIPO en ambas mitades de cancha. Una actuación coral que nos permite ser optimistas y que supone una ración extra de ilusión. No en vano nos mantenemos a una victoria del líder Zamora, lo que significa que estamos en la mitad alta de la tabla. Pero ojo, que es tal la igualdad de este grupo Oeste que un tropezón te puede sacar de ahí.

Sin tiempo para disfrutar de esta victoria de prestigio, tenemos que pensar ya en el próximo partido, que se disputará en Azpeitia este domingo a las 18 horas contra el Juaristi ISB, equipo que tiene un triunfo menos que nosotros. Esperemos que seamos capaces de mantener el nivel mostrado este miércoles, porque si así lo hacemos, todo es posible. No será por falta de ilusión.

1, 2, 3,… ZOR-NO-TZA!!!

ANOTADORES:

ZORNOTZA ST (82)  Roderick Bobbitt (11), Randy Onwuasor (18), Udun Osakue (9), Kevin Bercy (10), Davie Champagnie (2) -cinco inicial-, Samu Barros (6), Álex Mazaira (21), Joseba Estalayo (5), Imanol Orue-Mazaga (-) y Bingen Pérez (-)

BASKET NAVARRA (67)  Carles Marzo (2), Javi Marín (6), José Jiménez (9), Adrián García (8), Iago Estévez (6) -cinco inicial-, Edu Hernández-Sonseca (13), Iñaki Narros (15), Pablo Yárnoz (4), Rodri Gómez (-) y Sergio Fuentes (4)

Parciales  21-15, 15-14 (36-29), 22-14 (58-43) y 24-24 (82-67)

Árbitros  Uruñuela Uruñuela y Martínez Estopiñán. Eliminaron por cinco faltas al visitante Javi Marín

Responder / Erantzun

Tu email no será publicado. Los campos requeridos son los marcados con * / Zure email ez da egongo ikusgai. * duten esparruek bete behar dira

Nombre / Izena*

Email*

Website